Seguir por Email

Dimensiones 5 - Desenlace - L. Mir & S. Arnau



La esencia de Niria vagaba y se difuminaba en el aire, necesitaba encontrar un cuerpo vivo para poseerlo y poder sobrevivir….

Lyra hizo uso de sus poderes para intentar liberarse de la jaula en la que Jalu las tenía atrapadas y, durante unos minutos, se transformó en la más grande de todas las lobas que una mente fuera capaz de imaginar. Con sus gigantescos y robustos dientes consiguió ensanchar los barrotes de la jaula y juntas salieron a toda prisa en busca de la esencia de Niria.

Apresuradas, buscaron por todas partes hasta que, al llegar a un río, Andrea presintió algo.

 Tengo la sensación de que la esencia de Niria está bajo el agua. Voy a buzear por el río.

 ¡Espera Andrea! Jalu nos persigue, debemos estar atentas.

 Bien, pues tú vigila mientras yo me sumerjo en las profundidades, a ver si consigo encontrarla.

 De acuerdo Andrea, mantendré los ojos bien abiertos desde la orilla por si Jalu es capaz de encontrarnos.

Andrea rastreó el río desde una orilla hasta la otra pero no conseguía sentir la esencia. Siguió buceando hasta lo más profundo y allí vio una pequeña luz concentrada en una piedra diminuta. Con las fuerzas que le quedaban se acercó hasta ella y al intentar tocarla, recibió una contracción en la mano que la dejo desfallecida.

 Lyra observó como el cuerpo de Andrea flotaba en el río. Asustada, creyendo que había fallecido, se acercó rápidamente hasta ella para acercarla a la orilla. La estiró en la tierra y empezó a hacer pequeños rituales con sus manos sobre su cuerpo.

Jalu, que no había dejado de perseguirlas, observaba la situación a cierta distancia. pensando que Andrea estaba muerta y llevaba clavada una piedra brillante en la mano que daba por hecho que era la esencia de Niria.

Justo en el momento en el que Jalu se decidió a atacar, los rituales mágicos de Lyra hicieron efecto, la pequeña piedra brillante entró del todo en la mano de Andrea y en ese momento se despertó. Sacó el reloj de su bolsillo e introdujo la llave en la primera clavija, anulando el ataque de Jalu que cayó al suelo de golpe y quedó desfallecido.

Lyra y Andrea salieron corriendo, dejando el río atrás y se dirigieron de nuevo hacia el bosque en busca de los ancianos pero al llegar al lugar no encontraron a nadie. No recordaban que estaban en el Mundo Inverso y que tenían que regresar por donde habían venido.

Treparon de nuevo por el árbol, hasta lo más alto y esperaron impacientemente la llegada de la nube que les devolvería al mundo anterior. Tras una larga espera, por fin apareció y no dudaron un instante en entrar en ella para iniciar el regreso. Descendieron de nuevo por el gran árbol y cuando llegaron al suelo se sintieron aliviadas al encontrarse con el Ente que las invitó a que le siguieran para poder llegar al camino.

Cuando llegaron, Lyra se despidió de Andrea y le dijo que se inventara una historia y que no le contara a nadie lo que había sucedido.

Andrea, divisó a lo lejos a Marcos, estaba solo, sentado en una piedra, y cuando la vio, echó a correr hacia ella, se abrazaron con mucha fuerza, cerrando los ojos por la inmensa alegría del encuentro y al abrirlos se encontraron de nuevo en el parque del laberinto.

  Es hora de volver a casa - comentó Andrea.

 Sí, ha sido todo tan raro. ¿Dónde te habías metido? ¿Querías jugar al escondite?

Y, cogidos de la mano y sonriendo, emprendieron el camino de vuelta hacia el hogar, mientras Andrea le contaba una historia inventada para no revelar el secreto que ahora debería guardar durante el resto de su vida para ser custodia de la magia mal empleada en el planeta tierra.

 FIN









+POPS